5€ DESCUENTO 1ª COMPRA CÓDIGO: WELCOME
Carrito
0,00€

Colágeno: Lifting natural

El colágeno es una proteína natural producida por nuestro cuerpo, la cual es la responsable de bríndale elasticidad y firmeza a la piel, cabellos y uñas. A través de este componente también se pueden fortalecer las células, lo que es muy importante para darle resistencia a los músculos, articulaciones, ligamentos y tendones.

Sin embargo, con el paso de los años, el cuerpo va dejando de producir colágeno, por lo que se vuelve estrictamente necesario su consumo en nuestra alimentación.  

Esa proteína puede ser ingerida en diferentes alimentos como el pollo, pescado, huevo, frutas y verduras, así como en la gelatina.

También es posible comprar colágeno adquiriéndolo en suplementos alimenticios o mediante cremas hidratantes. Estos suplementos se deben usar cuando el colágeno no es producido naturalmente.

 

¿Para qué sirve el colágeno?

El colágeno actúa como una especie de sostén que permite mantener unido cada uno de los componentes del cuerno como son: huesos, músculos, tendones, cartílagos, tejidos, ligamentos, órganos y piel. 

La función principal de esta proteína es la creación de fibras, de las cuales se desarrollan las estructuras del organismo, por lo que aparte de su importancia en la firmeza y elasticidad de dichos componentes, también juega un papel crucial en la hidratación.

Las fibras de colágeno se mezclan con diferentes tipos de sustancias para la formación de los diferentes componentes: En el caso de los huesos, se combina con los cristales de calcio para formar un esqueleto duro y rígido

Para la piel se mezcla con la elastina para desarrollar una estructura en forma de red, mientras que en el cartílago se combina con esta misma sustancia y otras para crear un gel destinado a la absorción de los impactos causados por el movimiento de las articulaciones

¿Cuándo empezar a consumir colágeno?

El consumo de suplementos de esta proteína no se debe empezar a administrar hasta que la concentración de la misma empieza a disminuir en el organismo. 

Se ha logrado comprobar que, a medida que el cuerpo envejece, la producción de esta esencial proteína va disminuyendo progresivamente. Se estima que a partir de los 40 años el cuerpo humano produce la mitad de colágeno que en los años de adolescencia. 

Dicha disminución es la causante de afecciones como: perdida de elasticidad y flexibilidad de la piel,  dolores musculares, osteoporosis, deficiencias circulatorias, deterioro en la vista, entre otras enfermedades y situaciones relacionadas con la vejez.  

La reducción de los niveles de colágeno suele comenzar luego de los 25 años, disminuyendo progresivamente cada año, siendo las primeras señales de esto la pérdida de la espesura de las hebras del cabello, aumento en la flacidez de la piel y el surgimiento de arrugas y estrías

En el momento en que estos síntomas comienzan a manifestarse, se hace necesaria la suplementación de colágeno en cápsulas o en polvo, para equilibrar los niveles de la proteína en el organismo. 

Los productos alimenticios y suplementos abundantes de esta proteína pasan a ser de suma importancia pasada los 40 años, debido a la reducción drástica de colágeno que ya habíamos mencionado. 

Las personas que no puedan suplir la necesidad de este componente tienen tendencia a estar aún más envejecidos, por lo que si quieres evitar esto tienes que comenzar a buscar como cubrir dicha necesidad. 

Sin embargo, la administración de estos productos solo se debe llevar a cabo con el consentimiento de un médico nutricionista, debido a que muchos suplementos de colágeno hidrolizado cuentan con una diversidad de de aminoácidos, vitaminas y minerales, los cuales en exceso pueden desembocar en un daño mayor. 

¿Cómo reponer los niveles de colágeno?

Para recuperar el porcentaje de colágeno en nuestro cuerpo se puede realizar una alimentación abundante en este nutriente. Los alimentos que cuentan con un gran porcentaje de esta proteína y que debes conseguir comprar son: carnes rojas, carnes blancas y la gelatina

Sin embargo, un método más efectivo es el uso de colágeno hidrolizado, el cual ha sido tratado científicamente para que pueda ser absorbido con mayor facilidad por el cuerpo. 

Estos suplementos se encuentran en diferentes presentaciones adaptadas a las facilidades del usuario, ya sea en capsulas, polvo o comprimidos, los cuales facilitarán el consumo de colágeno

Tienes que tener en cuenta que es muy importante ingerir el colágeno junto con otros alimentos o suplementos ricos en vitamina C como la naranja o la lechosa, debido a que este elemento es el encargado de la absorción del colágeno por parte del organismo.

Lo más recomendable a la hora de consumir las pastillas o polvo de colágeno es que se haga con un vaso de zumo de alguna de estas frutas, para asegurar que la proteína sea absorbida correctamente.

Tipos de colágeno

El colágeno suele encontrarse en dos presentaciones populares a nivel comercial: 

 

  • Colágeno tipo 1

 

El colágeno tipo 1 es el también conocido como colágeno hidrolizado y es extraído de los huesos y de los cartílagos de los animales, como bueyes y cerdos, mediante un proceso de ruptura de las moléculas de proteínas.
Este tipo es el más habitual en el cuerpo y gracias a su tamaño y propiedades es fácilmente absorbido.

 

  • Colágeno tipo 2

 

A diferencia del primero, este no es desnaturalizado y es el principal componente del cartílago. Es creado por un método diferente al primero y tampoco cuenta con propiedades iguales. 

Beneficios del colágeno

El colágeno tiene muchos beneficios al ser adquiridos por nuestro organismo, entre los que se encuentran el aumento de la elasticidad de la piel, previniendo el envejecimiento prematuro y retardando la aparición de arrugas y las indeseables líneas de expresión

Entre los numerosos beneficios que tiene conseguir consumir colágeno se destacan:  

  • Aumentar la firmeza y elasticidad de la piel.
  • Fortalecer y mantener en buenas condiciones las articulaciones.
  • Restauración de las hebras de las uñas y cabello.
  • Prevención de la osteoporosis. 
  • Retardar el envejecimiento
  • Normalizar el control de la presión arterial
  • Disminución de la celulitis y formación de estrías
    Es necesario destacar que para que estos beneficios del colágeno se vean aplicados en nuestro organismo es necesario que se acompañe la ingesta de suplementos con una alimentación buena y equilibrada.
Cosmética Natural

Deja un comentario

Entrada anterior
Colágeno: Lifting natural
Siguiente entrada
Beneficios de la cúrcuma
EnglishFrançaisPortuguêsEspañol